En la carrera

ABC alarma, Festival de Salsa en Cali y el desglose al volante

Los Juegos Mundiales son más, El Festival de Salsa también. Cambié mi hostal dos veces y ahora me quedo con Indre y Marcelino, viviendo en Cali.

El primer hotel en el que fui, porque era algo sucio, el resto me han dado los zapatos de otro viajero. Eso fue muy crudo. Has apestaba tan, que está casi propina más de cinco metros por delante de la puerta del dormitorio. Aunque yo tenía mi cama junto a la ventana, pero tenía la habitación, a pesar de que me puse los zapatos en la terraza, todavía apestaba como la peste. Tan extrema que no he experimentado. Sólo en Cartagena compartía el dormitorio con un francés fumador empedernido, llevaba bastante contaminada y se quitó los zapatos para desgracia de dormir. (Aquí podría huir a la otra esquina de la Residencia) Seguir leyendo